Descubre secretos y curiosidades sobre tus regalones en nuestro blog

¿Es beneficioso compartir la cama con tu gato?

gato durmiendo

Con el tiempo, esta acción se convierte en un hábito arraigado, y tu gato reclama su espacio o incluso toma el tuyo. Ante esta situación, es fundamental explorar por qué los gatos buscan dormir con sus dueños y si esta práctica es verdaderamente beneficiosa para ambos. En las próximas líneas, desvelaremos los posibles riesgos asociados y cómo puedes encontrar una solución adecuada para preservar el bienestar de ambos.

¿Es recomendable compartir la cama con tu gato?

Aunque dormir junto a tu mascota puede convertirse en un hábito difícil de cambiar para ambos, es esencial considerar si esta práctica es beneficiosa, especialmente si has adoptado recientemente un gatito o si ya llevas tiempo durmiendo con tu felino.

¿Por qué los gatos tienen esa inclinación por dormir con sus dueños?

Los gatos buscan la comodidad y el calor que les proporciona dormir junto a sus seres queridos. Sin embargo, debemos tener en cuenta que no son ellos los responsables de mantener esta conducta a largo plazo. Nosotros, como seres humanos, tendemos a humanizar a nuestras mascotas y buscar su cercanía para satisfacer nuestras necesidades emocionales. Aunque los gatos nos brindan afecto y pueden ayudarnos a reducir el estrés y la ansiedad, es posible encontrar otras formas de obtener estos beneficios sin tener que compartir la cama.

¿Existen riesgos al dormir con los gatos?

Según la opinión de expertos en medicina veterinaria, aunque parezca inofensivo, existen aproximadamente 100 enfermedades zoonóticas que se pueden transmitir de los animales domésticos a los seres humanos. Estas enfermedades pueden transmitirse incluso cuando se mantiene una higiene rigurosa y las mascotas se encuentran en buen estado de salud. La transmisión de estas enfermedades puede ocurrir a través del contacto cercano, como dormir junto a nuestras mascotas, besarlas o ser lamidos por ellas.

A continuación, se detallan algunos de los riesgos asociados con dormir con los gatos:

  1. Enfermedades causadas por parásitos: Existe el riesgo de contraer enfermedades como la enfermedad de Lyme, transmitida por parásitos como las pulgas, las garrapatas o los huevos de gusano.
  2. Tiña: Esta infección micótica puede provocar erupciones cutáneas y se contagia mediante el contacto con animales infectados.
  3. Enfermedad del arañazo de gato: Causada por la bacteria Bartonella henselae, esta enfermedad puede desarrollarse en los seres humanos después de ser mordidos o arañados por un gato. Los gatos no se ven afectados por esta enfermedad.
  4. Infecciones estafilocócicas: Estas infecciones pueden causar neumonía, forúnculos, infecciones cutáneas e infecciones óseas. Algunas cepas de estafilococos pueden ser resistentes a los medicamentos.
  5. Alergias y problemas respiratorios: Los alérgenos felinos no se limitan al pelo de los gatos, sino que también se encuentran en partículas de saliva y restos de orina, que pueden penetrar en el colchón. Esto puede ser especialmente problemático para las personas asmáticas.
  6. Trastornos del sueño: Aquellos que duermen con sus mascotas suelen despertarse varias veces durante la noche, ya que los gatos son más activos al amanecer y al anochecer, en contraposición a los ritmos de sueño humanos.

¿Cómo solucionarlo?

Si deseas evitar estas complicaciones, considera mantener a tu gato dentro de la habitación pero estableciendo límites claros para que no duerma en tu cama. En su lugar, puedes crear un espacio propio para tu gato con una cama adecuada. Además, es esencial mantener una buena higiene, desparasitar regularmente a tu mascota y asegurarte de que reciba atención veterinaria adecuada, utilizando transportadoras diseñadas especialmente para gatos.

Dormir con tu gato puede resultar encantador, pero es importante ser consciente de los riesgos asociados. Aunque los gatos buscan la cercanía y el calor de dormir con sus dueños, es fundamental tomar medidas para evitar la transmisión de enfermedades y asegurar un descanso saludable para ambos. Al proporcionar a tu gato un espacio propio en tu habitación y brindarle la atención veterinaria adecuada, podrás garantizar su salud y seguridad, así como tu propio bienestar.

Más de nuestro blog

Carrito de compra